Segunda presentación después de mucho tiempo. Desde hace tiempo que quería empezar a dejar «reseñas» de mis presentaciones. No actuaba hace mucho tiempo. La mitad de mi carrera la he pasado cesante, acostado en mi cama, «escribiendo» nuevo material. Nada de lo que me he propuesto en este tiempo, lo he logrado.

Estoy en otro estado y pese a tener presente que tenia que ir a Santiago, confundí la fecha. Compre pasajes en el mismo día que viajaba. Tenia que presentarme, volver a casa y tomar el bus.

Llego a «Casona del Cinzano Penquista» básicamente porque no conocía el local y más que actuar quería saber como era.

Llegamos y habían 2 personas. Solo 2 personas y un gran televisor Master-G dando el partido de Universidad de Concepción versus Godoy Cruz. El show es a las 8. Llegamos a las 8:15 sabiendo que va a «empezar» a las 8:30.

Partimos pasado las 9.
Actué para 6 personas.
Más del 80% de la rutina era nueva.
Siento que me fue bien.
Poca gente, pero harta risa, su par de aplausos y «gracias Patagual».

Lo mejor de todo fue la camaradería entre todos. Creo que es lo que más se valora. Borgoñas, sopaipillas, papitas fritas y pizza. Obviamente no pude beber porque muy responsable si viajaba a control medico en Santiago.

Durante «todo este mes de depresión» estuve escribiendo y también ha salido material junto a mí «nuevo» guionista quien también me ha regalado un par de chistes.

Ha sido raro, pero fructífero.

Por otra parte a «estuve escribiendo» me refiero a que muy poco escrito al día, pero todos los días escribiendo. También he estado viendo harto material. Es «raro» como se pasa de reír a ver más estructuras. Aún así he disfrutado harto lo que he visto.

Recordaría esta actuación como buena. Recibí harto buen comentario y se agradece porque ha costado mucho esta «nueva» rutina. Nos trataron bonito, la pase súper duper pero había muy poco publico. Igual es bonito cuando hay mucha más gente porque a la gente no le da tanta vergüenza reírse como cuando hay menos gente.

En fin, sigo en la ruta del Stand Up.

Siempre me dicen que se vienen cosas mejores.
Me han invitado a tantas cosas y aquí estoy.
Espero que empiecen a salir las cosas.