Este domingo 15 de julio de 2018 fue la final del mundial de Rusia 2018 e independiente del resultado, siento un poquito de tristeza en mi negro corazón porque termino el evento deportivo del año.

Rusia 2018 fue un mundial como todos los que recuerdo. Siempre tratando de ver todos los partidos posibles, viendo los resúmenes de goles en todos los canales, viendo todos los programas mundialeros con compactos de los partidos y comentando futbol como si fuera una rama que manejo, cuando en realidad con suerte podría definir cuando se produce un offside y siendo honestos, lo que más disfruto de ver un partido es la cantidad de cerveza que consumo mientras veo el encuentro.

Con respecto a este mundial, sin tener una base científica, siempre puse las fichas en España. Partio jugando un entretenido partido con Portugal y pensé que las cosas iban a ir bien, pero viendo el último partido que disputaron frente a Rusia, desee con suerte que perdieran porque estaban jugando como si hubieran ido jugando por goleada y en realidad iban empatando 1 – 1 sin siquiera dominar el encuentro. Poco duro mi candidato.

No quiero subirme al carro de la victoria, pero después de España, mi segundo candidato era Francia, pero como siempre dije España, no quise subirme, repito, al carro de la victoria, solo quiero dejar registro de esto y de cómo nunca elijo bien las cosas.

Por otro parte, soy de los mediocres de que quería que perdiera Argentina…

¿Por qué?

Básicamente por Sampaoli. Por como se fue desde Chile, como el rehén de Juan Pinto Duran, como una rata mercenaria que se le metió la idea de dirigir al mejor futbolista del mundo. Quedo demostrado con creces que no se la pudo, que el camarín no lo respeto nunca y que nuevamente (Lamentablemente) nos perdemos la posibilidad de ver un buen mundial de Messi.

¿Cómo recordaría este mundial?

.- Como el mundial de los grandes fracasos (Argentina, Brasil, Alemania), donde los equipos más pequeños destacaron (Japón, Rusia, Croacia).

.- Por otra parte, el mundial de los últimos minutos, en donde gran parte de los partidos tuvieron definiciones realmente con alta tensión, lo que para algunos es una forma de encontrar malos los partidos, yo encuentro que le dieron emoción e incluso cambiaron totalmente los resultados.

.- El debut del VAR.

Creo que tiene de dulce y agraz. Por una parte le quita la esencia al futbol, pero por otra parte me parece bien ya que generalmente fue un mundial en donde todo fue muy bien cobrado, poca fue la polémica en ese sentido, así que dedito para arriba para el buen uso del VAR.

.- Neymar.

 

El Neymar Challenge y la cantidad de peinados ridículos que saco.

Para finalizar, recordar la gran participación de Croacia, que es para algunos un país chico y que ha sufrido por todo el tema político que eso significa, por lo cual uno sabiendo un poquito de esto y viendo como juegan, uno empatiza con el equipo y sinceramente, era bien difícil que ganara la final, pero yo creo que la gran mayoría de las personas que seguíamos el mundial, queríamos que ganara Croacia.

Hoy siendo lunes 16 de julio me siento huérfano de este mundial. Pase grandes momentos viendo los partidos y disfrute la cantidad de goles, penales y atajadas que se mandaron en este mundial. Ojala que para el próximo mundial, el de Qatar 2022 lo podamos ver desde otra vereda, en donde la selección pueda ir ya que puede ser la ultima participación de una gran cantidad de jugadores de la generación “dorada” del futbol chileno. Esperemos que todo sea para mejor y distinto a como lo fue este mundial para Chile, porque puta que es bonito disfrutar un mundial para ver como participa tu equipo, su buen asadito y haciendo la previa escuchando a Mala Junta.