Amiguetes:

Si bien les había comentado de que les iba a empezar a escribir de otras cosas y temáticas, me ven nuevamente aquí escribiendo sobre un local nuevo de comida, quizás porque es lo único que se hacer bien (me refiero a comer). Tenía pensado contarles sobre otro local (lo más probable es que sea uno de los próximos post que tengo en agenda (Lo más probable es que nadie lo lea (Lo más probable es que tampoco le interese a nadie))) no puedo evitar escribir lo más rápido que pueda sobre este nuevo producto que recién acabo de probar.

Les comento, iba caminando por Freire después de hacer unos trámites bancarios por un muy buen rato de espera, cuando salgo con intenciones de seguir avanzando en mis tareas diarias de hombre trabajador asalariado cuando de la nada se me aparece por la calle “Bendita Pizza” un local con la premisa de pizza en trozo.

No pude evitar entrar pese a que si bien “no estoy a dieta” pero me estoy cuidando en la alimentación (tampoco se notan cambios) y fue realmente genial así que no me arrepiento.

Entre al local y rápidamente me fije en los exhibidores en donde tienen a la vista unas pizzas gigantes y realmente apetitosas a la vista. Veo la lista de precio y estos parten desde $1000, lo que a mi parecer es sumamente barato, baratísimo, del verbo barato conjugado con la pobreza, por lo cual también me llamo mucho la atención. Acto seguido, sigo revisando los precios y veo una promoción de un trozo de pizza más bebida a $1800 (no incluye la misma variedad de pizza de esas que parten desde $1000) pero por $3000 te llevas 2 trozos de pizza (ambas promociones incluyen pizza napolitana, vegetariana o de pepperoni) más una bebida express, así que ni tonto opte por esta opción.

El local es pequeñito pero acogedor. Yo pase a una hora que se asocia al almuerzo (14:30 horas) y estaba lleno a más no poder, pero no tengan miedo de esto, porque así como se llena, se va desocupando, es más bien un local al paso, pero también con la opción de pasar un rato agradable comiendo si es que vas con más gente.

¿Cómo no destacar la abundancia? y eso que no probaron la masa.

La modalidad de compra es simple, tan simple que elijes tus pizzas, pagas y retiras (te preguntan si es para comer en el local o para llevar).

Nunca he viajado a New York pero por lo que he visto, creo que esta es la experiencia más cercana que he tenido con el concepto de slices pizza y sinceramente fue muy buena.

La masa delgada, crocante, sabrosa y con una cantidad generosa de queso. Ideal para doblarla y comerte un buen bocado como se debe comer realmente la pizza.

Yo pedí vegetariana y de pepperoni. Partí con la de Pepperoni y estaba rica, pero honestamente me gusto más la vegetariana, que pese a que tenía cebolla no se me repitió ni nada así que pida sin miedo.

El local lo pasan limpiado constantemente y eso me agrada.

Si tiene la posibilidad de ir, VAYA A OJOS CERRADOS, SE LO RECOMENDAMOS. TIENE LAS 3 B Y DE BUENA GANA. Sin exagerar, da la sensación de que todos los presentes están comiendo con mucha felicidad en el local y en el rato que estuve, vi gente que término su trozo y fue a comprar otro trozo porque realmente lo vale y es barato.

Lo que destacaría serían los precios, la masa de la pizza, el sabor, la atención y la nueva propuesta que significa este lugar, resumiendo todo esto en que en menos de 2 minutos puedes elegir tu promoción, sabor y te entregar tu trozo caliente de pizza.

Si estas triste y con hambre, te recomiendo que pases a Bendita Pizza porque vas a comer rico y te apuesto que saldrás con una sonrisa después de comer.