Cualquiera persona que haya escuchado alguna vez en su miserable vida la palabra “Manhattan”, se le vienen a la mente 2 cosas:

  1. La Isla situada al norte de New York
  2. Si no chorrea no es Manhattan”.

Manhattan es una de las picadas más famosas de la región del Biobío y me atrevería a decir de Chile. 36 años de trayectoria que en 2014 fueron reconocidos por el Consejo de la Cultura y las Artes como la segunda mejor picada en Chile y la primera en la región. Algo que siempre me llamo la atención, porque le gano el famoso Kiosco Roca, que no tiene nada de malo, pero en mi pequeño mundo interior, me es imposible que algo le gane a este tremendo sambolo.

Manhattan es una institución acá en Concepción. El local original se encuentra en el patio de camiones de la Vega Monumental y atiende en horario nocturno. He ido un par de veces (algunas muy borracho y otras solo por simple gula) y siempre pido el mismo sándwich, el Recuperador Carrete o como yo le digo, “El Recuperacarrete”.

La gracia de estos sándwich es que son caseros. En el local original pides el sándwich y calientan tu pan en una estufa y el maestro que hace el sándwich, también tiene un arte que vale la pena ver.

Rápido, casero, abundante, extremadamente abundante y de rico sabor.

Con el paso del tiempo, Manhattan ha abierto sucursales a cargo de la misma familia (yo creo que para no perder la esencia, ni el sabor). Creo que la primera fue en San Pedro de la paz y la segunda desde el año pasado en Talcahuano (En realidad desconozco si existen más).

Toda esta introducción (innecesaria, por lo demás) es para hablar sobre este último local, ubicado en calle Colón y en micro a unos 10 minutos de mi casa.

Manhattan Talcahuano

El local es bastante decente y creo que conserva el sentido de picada. He ido en un par de ocasiones y lo que me llame mucho la atención es que es un lugar de transito. Con esto me refiero a que la gente pasa a buscar su sándwich en un proceso muy rápido. Yo nunca he llamado para pedir algo y pasar a buscar, pero sin mentir, todo el proceso, desde que uno se baja de su transporte para ir a comprar, hacer la orden y que te pasen tu pedido, no se demora más de 10 minutos.

Lo idea es comer en el local, para comerlo calentito y sentir la verdadera mística del sándwich, pero si no, igual se mantienen todos estos sabores.

Por decirlo de alguna forma «si tú quieres ir a experimentar», este no es tu local porque principalmente, todos los sándwich son en base a carne mechada con agregados que son los “típicos”, con esto me refiero a queso, tomate, palta, mayo “casera” (también tiene algo que ver en el sabor típico del local) y en base a estos ingredientes juegan. Puedes pedir un “Tradicional” (Carne, queso, mayo), un “A Matar” (Carne, queso, palta, mayo), un “Recuperador carrete” (Carne, queso, palta, tomate, mayo), un Italiano o carne más agregado (nunca faltan los regodeones). También existen alternativas sin carne (no entiendo la gracia, pero de todo hay en la viña del señor) y también han agregado completos, los cuales nunca he probado.

Si va por primera vez, le recomiendo a ojos cerrados un “Recuperador carrete” o un “A matar”, a mi parecer son la esencia de Manhattan.Yo esta vez pedí un “A matar”, porque trato de evitar comer tomate.

Cuando compras un sándwich en Manhattan, sabes que después de esto es difícil que comas algo más porque realmente son abundantes. Nunca he comido en este local, solo he pasado a buscar para llevar a mi casa y en realidad (insisto) se pierde un poco la esencia porque no llegan “tan frescos” por decirlo de alguna manera. Nada del otro mundo, pero si puede, mándese el sánguche ahí mismo. Para beber venden bebidas express, bebidas de 1,5 litros y las opciones de té, café y Milo para los valientes.

Sabor, simplemente exquisito. Insisto y soy categórico en decir en que TODO ES MUY ABUNDANTE. Carne sabrosa, fresca. Palta natural, no la típica envasada. Es tanto lo que trae de todo, que el queso se pierde entre este mar de ingredientes, pero al momento de partir un trozo de sánguche, vez como sale derretido. De hecho es raro, porque de todas las veces que fui al Manhattan original y comí in situ, siempre comes con la mano, con el potito para atrás para no chorrearte, porque SI NO CHORREA, NO ES MANHATTAN.

Para algunos este local no es muy refinado y no son capaces de probar este manjar, lo que es yo, les golpearía la cara y les pediría por favor que fueran más respetuosos. Manhattan es sabor Penquista reconocido a nivel nacional y en todos estos años, nunca he escuchado un comentario negativo o algún problema con lo que elaboran, por lo cual no sean prejuicioso y vaya, disfrute, relájese, converse con los locatarios y le aseguro, que la próxima vez que tenga la posibilidad de ir, no dudara un solo momento en volver a probar uno de estos sándwich.

A mejorar:

Creo que ya es momento de que tengan delivery.

Más información:

Visita el Facebook del local.

Ubicación: