Estoy sumamente contento. No precisamente por el éxito de este blog (¿Cual? Aún no lo encuentro), sino porque me invitaron a comer a Rosa Amelia y para ser mi segunda vez que voy, se que algo bueno va a pasar.
Para la gente que no conoce a Rosa Amelia, es de los pocos restaurantes de comida Italiana que hay en nuestra zona, además de ser reconocidos por su calidad y sabor en las preparaciones.

Rosa Amelia queda en Chacabuco 424 y para quienes no saben donde queda esto, les cuento que es una avenida de 4 pistas, por lo cual Rosa Amelia está al borde de la calle, pero muy al fondo, por lo cual nuestra familia asume que antiguamente en las dependencias del actual Rosa Amelia, era una compra venta de autos, porque eso es lo que la “lleva” en ese sector.Puede ser la forma en que está ubicado el restaurant,  pero independiente de eso, esto no influye en nada.  

Cuando ingresamos a Rosa Amelia, lo primero que me llamo la atención es que el local estaba lleno, pese a que era temprano (13:30). Digo esto porque en nuestra familia se da eso de almorzar “temprano” y siempre que salimos a algún restaurant, a esta hora la gente recién se está levantando. Acá no era el caso y como teníamos mesa reservada no pasamos susto. Una vez que saludamos a la familia y tomamos nuestra copa de espumante para brindar, nos fuimos directo a lo importante de este día:

.- La Carta.

Si bien no es una carta extremadamente extensa como lo es en algunos restaurantes que he visitado últimamente (tampoco es chica), se agradece esto, porque da la impresión de que saben lo que tienen y lo quieren potenciar.Puedes encontrar desde pizzas, ensaladas, pastas, carnes, pescados, postres, trago, café, té, etc.

Como me gusta ir a la segura, pedí “Filete Serrano”, el cual consiste en filete de vacuno, envuelto en jamón serrano con ñoquis de papa en salsa de queso azul.

Volver a escribir de esto me hace salivar, por lo cual pueden imaginar lo DELICIOSO que estaba el plato. La carne ¾ como me gusta, el jamón serrano crocante y qué decir de los ñoquis con la salsa de queso azul, que estaba a otro nivel, sobretodo la salsa de queso azul.

Sin miedo a equivocarme o a ponerle “color” como me dicen, creo que este plato ha estado entre uno de los top 3 que he probado este año, simplemente espectacular. En realidad son tantas las cosas que se me recuerda este plato, que no hay nada que pudiera escribir y que refleja lo que sentí la primera vez que comí esta preparación, pero de verdad fue una sensación de otro planeta.

También tuve la suerte de probar un poco de “Osobuco a la milanesa”, que era bastante abundante. El plato estaba por sobre la media de cualquier restaurante de la zona, pero a mí parecer, no le ganaba a mi platito de “Filete Serrano”, aunque el “Osobuco a la milanesa” estaba servido sobre una gran capa de rissoto al pesto que también estaba para un 7.

Todo EXTREMADAMENTE (INSISTO) RICO. Todo muy bien servido, la atención de igual manera refleja sus preparaciones. En otras palabras, todo era un 10/10

Para rematar, pedimos la carta nuevamente para ver los postres y yo, como no soy tan jugado, pedí un trocito de torta Rosa Amelia y un espresso.

Una maraviiiila

Como ustedes sabrán, soy un adicto a las tortas en general, pero por sobretodo a la torta amor y si bien, en teoría, esta “no era una torta amor” ERA LO MISMO AL FINAL DE CUENTAS.
.
En esta ocasión encontré más rico el postre que el plato principal, con eso les digo todo. De hecho, en la mesa teníamos una amiga Italiana y quedó maravillada con la torta, dijo que la iba a recordar por siempre.
Las hojas de la torta, con la mermelada de frambuesa, arándanos y manjar estaba SUBLIME, onda de esas veces que te llega a dar rabia que algo esté tan rico y que da miedo que si lo vuelves a probar otra vez, no tenga ese mismo sabor.
No se si sera factible, pero yo iría a Rosa Amelia a comer torta con café en vez de almorzar.

Rematamos todo esto con un clavo oxidado  (no lo hacen con Jack Daniel’s, mal ahí 🙁 ) y una buena conversación.

En resumidas cuentas, bonito el local, buena atención, MUY BUENA COMIDA y una EXQUISITA TORTA. Yo le pongo 10/10 y chorromil Jumbitos y 3,14 elevado a su máxima potencia de Palomitas Blanca. Ahora, hay que ir después de robar un banco, porque pese a que vale su precio, es más caro de lo normal, así que si quieren ir y andan con las rupias justas, miren la carta por internet y se darán cuenta de lo que hablo. Tampoco es para dejar aval, pero si el costo está por sobre la media de lo normal.

Ahora si quieren hacerme feliz, denme una gifcard vitalicia por comida en Rosa Amelia, porque me declaro un Rosa Amelia Lover.

¿Qué si lo recomiendo?

Aunque me mataran por recomendar este local, lo haría. Ha sido una de las mejores experiencias culinarias del último tiempo.

Dirección:

Sitio web:

ROSA AMELIA o en Facebook