Hace un par de días tuve el agrado de ir a comerme una hamburguesa Rich. En realidad andaba con ganas de comer otra cosa, pero el local me apareció en el camino y fue imposible decirle que no.

Fui en hora de almuerzo, tipin 15 hrs de un viernes y si bien la cola era eterna, el local se desocupo bastante rápido y tuve un buen puesto. No sé si fue suerte o el destino estaba jugando a mi puto favor.

Me atrevería a decir que cada vez que he ido a “la Rich” siempre he pedido lo mismo y si bien, estoy tratando de cambiar esa mentalidad tan cuadrada, me fue imposible en esta ocasión, ya que no me iba a comerme una Rich hace bastante tiempo, por lo cual pedí mi “Promoción Rich”, la cual consta de hamburguesa Rich, queso, pepinillo dill, TOCINO <3, mayo más una porción de papas y una bebida, todo esto por $5800 pesos.

En el papel quizás puede parecer un poco “caro” y siendo sincero, me pasa que cuando sé que voy a ir a la Rich es como que sé que “tengo que andar con plata”, porque no es algo barato, pero pensándolo bien, tampoco es caro, suena ambiguo pero lo explicaría en que todos los productos son de calidad Premium, te atienden bien y es relativamente rápido todo, onda “calidad premium”. Punto aparte es la porción de papas fritas que trae la promoción, que en el papel suena muy clásico o tradicional en cuanto a promos de hamburguesas, pero el gran punto de esto es que estas papas fritas son extremadamente premium, es como las que hacen en la casa, pero más uniformes, de gran tamaño, de bonito color y de excelente sabor.  También soy fanático de algunas papas fritas de algunas cadenas de comida rápida, pero  no tienen punto de comparación. Cuando tu comes una papa frita “rica” de una cadena de comida rápida, sabes que con suerte estas comiendo una sustancia con sabor a papa y con un porcentaje de papa, mientras que estas papas fritas de la Rich, son exquisitas y perdón por lo latero, pero es que las tienen que probar.

La hamburguesa en sí habla por si sola. El conjunto de todos sus ingredientes, que son frescos y en una abundancia justa, le da el toque Premium a esta preparación, digna de poder estar en cualquier local ABC1 de Concepción o de Chile, como un plato más de la carta quizás perdiéndose, pero afortunadamente este no es el caso y Rich bien lo sabe.

No soy un gran fanático de las hamburguesas Rich, pero no porque no me gusten, al contrario, sino porque no siempre tengo los recursos para poder ir con la frecuencia que quisiera, pero debo dejar en claro que cada vez que voy, su sabor es el mismo, ni más ni menos. Ir a comer a la Rich, es saber que vas a comer bien y rico, que el costo que estas pagando es justo y que lo más probable es que te vayas feliz a tu casa por haber comido tan rico.

En muchas partes en donde venden hamburguesas se terminan resaltando los agregados por sobre la misma hamburguesa, como pueden ser las salsas, la atención o incluso la ambientación del local, pero acá es distinto, porque si bien el local que tiene Rich en Concepción tiene su propia onda, insisto, LA HAMBURGUESA HABLA POR SI SOLA y esa es la consigna que ojala prevaleciera en todos los locales que venden hamburguesas. Pan, carne, agregados, aderezos, en donde se nota que no escatiman en costo para comprar productos de calidad premium.

¿Qué si lo recomiendo?

Obviamente que sí, no lo dudaría ni siquiera un segundo. Se lo recomendaría a cualquier tipo de persona, ideal a foráneos para que sepan cómo se come en la región.

Lo malo:

Muchas veces es más el tiempo de espera que el tiempo que te demoras en comer, ya que siempre esta lleno.

A mejorar:

Si mi memoria no me falla, creo que alguna vez existio otro Rich en Concepción. Sinceramente no recuerdo donde, pero creo tener el vago recuerdo de haber ido a otro local. De todas formas, más que “mejorar” es una propuesta. Lo importante sería que no perdieran el sello de calidad que tienen, que es sinónimo de Hamburguesa Premium.

Dirección: