Para quienes somos de Concepción, hay pocos lugares que defendemos a ojos cerrados y que  consideramos  clásicos de nuestra región. Uno de estos y quizás el más emblemático, es la Fuente Alemana. Ser de Concepción es sinónimo de completos de la Fuente Alemana. Muchos lo asocian a su infancia y a esas visitas al centro de Concepción y a no poder irse sin antes haber pasado a comerse dos completo con un jugo de regalo. Conozco mucha gente que ya no vive en esta región, pero cada vez que vienen de visita, tienen que pasar, casi por una auto obligación, a la Fuente Alemanda, para coronar la visita a la región.

No es el primer lugar que visitamos para hacer una reseña en esta página, pero si el más reciente, por lo mismo vamos a referirnos a este, específicamente  a la Fuente Alemanda de la calle Colo – Colo. Me atrevería a decir que esta es la Fuente Alemana más pequeña de todas las que se encuentran en la ciudad de Concepción, pese a que tiene 2 pisos, es bastante estrecha, de hecho en el segundo piso, todas las mesas están muy juntas, pero la gente entiende esto y en realidad son visitas muy rápidas, es casi como si fuera una Fuente Alemana al paso, por lo mismo, siempre está llena, pero las mesas se van desocupando muy rápido, ahora si andas muy justo de tiempo, no es recomendable pasar.

Para mí, todas las Fuentes Alemanas pese a que venden los mismos productos, en algunos los preparan mejor que en otros, pero me atrevería a decir que en esta Fuente Alemana en específico, todos los productos son más bien parejos y esto se ve reflejado en que todos tienen muy  buen sabor.

Lo malo para mí, es que en este local no está la promoción de 2 completos o un sándwich con jugo de regalo. No digamos que es un jugo Premium, pero sí bastante agradable al paladar y es un gasto menos. Por lo mismo, un punto menos por no tener esta promoción, ya que para mí ese era el clásico, 2 completos con un jugo de regalo.

Para el día del completo, pase a celebrar a la Fuente Alemana de O’Higgins y sin siquiera ser las 8 de la noche, YA NO QUEDABAN COMPLETOS PARA VENDER, solo sándwichs. Por lo cual, desde ese día quede con la bala pasada por engullirme un completo, por lo cual esta semana se dio la posibilidad de pasar y concretar tremendo anhelo.

http://www.armstrong-spoerer.cl

Creo que esta era mi segunda vez que paso al 2do piso de dicho local y si bien me toco esperar un poco para que se desocupara una mesa, no sé demoro mucho, pero si me llamo la atención que cuando me senté en mi mesa y me retiraron los platos de las personas que estaban antes, no limpiaran mi mesa, ni hicieran el intento. Tampoco me pusieron un individual de papel (que es el que se ocupa casi por norma, en todas las Fuentes Alemanas ahora), así que ahí va otro punto menos, porque aunque sea mucho el ajetreo del local, nunca hay que dejar de lado la higiene o por lo menos, el intento de este.

Pedí lo mismo de siempre (cuando pido completos), un completo tradicional (con chucrut) y un palta – mayo más un jugo “natural” de piña. Escribo “natural” porque si bien el jugo estaba bastante rico, se nota que son jugos de pulpas congeladas. El jugo llego primero y luego en un plato mis 2 completos, todo esto en menos de 10 minutos desde que me senté en la mesa. Lo primero que me llamo la atención es que el completo tradicional no venía con ese toque de pickles que traen, algo característico de la Fuente Alemana. No sé si será política del local o tuve muy mala suerte, pero no los vi, aun así me sumergí de cabeza a probar estos completos.

Nuevamente, no sé si será el hambre o las ganas de comer completo que tenía hace casi 1 semana y media pero ambos completos estaban de lujo y cualquiera que me hubiera visto desde otra mesa, hubiera pensado que no comía hace meses, porque los devoré en un santiamén, por lo cual, por sabor estaban muy buenos, de hecho 10 de 10, algo que no me pasaba hace un buen tiempo en alguna de las Fuentes Alemanas.

Siempre me ha llamado la atención una cosa de los completos de la Fuente Alemana, que si bien, no los encuentro malos, me atrevería a decir que tampoco son los mejores, pero si los más clásicos. Quizás aquí, voy a ser odiado por la gran mayoría de los consumidores de la Fuente Alemana, pero encuentro que no hay que perder la objetividad. Insisto, no los encuentro malos, de hecho si no pensara esto, no pasaría nunca a comer, cosa que hago constantemente, pero insisto en que no son lo mejor que hay en Concepción.

Otra cosa que me llama la atención y que nadie se atreve a comentar, es lo sobrevalorado de la palta de estos completos. Mi teoría es que ocupan pulpas de palta y les agregan palta real, yo siempre digo que es como una “palta enchulada”. No podría estar seguro de esto, pero si es mi teoría y la construyo obviamente en el sabor de la palta de estos completos, que no es la típica palta que comemos en casa. Lo mismo con las vienesas, me atrevería a decir que son esas vienesas PF, que si bien, no es un mal producto, por el costo del completo, podría ser algo mucho mejor. Ahora el punto alto de estos completos es el pan y la mayonesa. Pan de elaboración propia, que tiene el toque justo entre esponjoso y crocante. La mayonesa es bastante rica, pero es la típica mayonesa de huevos deshidratados pero muy bien elaborada, ya que no cae pesada.

http://www.armstrong-spoerer.cl

En resumen y finalizando, para bien mío, estos completos estaban 10 de 10 en cuanto al sabor, porque si bien para mí no son los mejores de la región, el punto alto que tienen, es que siempre tienen el mismo sabor y eso es la identidad que tienen como completos y como Fuente Alemana en general. En general, para mí siempre es una buena experiencia ir a cualquiera de estos locales, NUNCA me han atendido mal, nunca se han equivocado con algún plato ni nada por el estilo. La mayoría de las veces está bastante limpio tomando en cuenta la cantidad de gente que transita por estos locales, lo cual encuentro valorable.

¿Qué si lo recomiendo?

Claro que sí.
Es un clásico de Concepción. Cualquiera persona que se enorgullezca de nuestra ciudad siempre va a hablar bien de este local y lo va a tener asociado a un montón de buenos recuerdos, tanto personales, como de lo que hemos comido. Vale la pena visitarlo y si viene alguien de afuera, por favor llévelo a comerse 2 completos con un shop, un Barros luco patrón o un lomito palta mayo

Lo Bueno:

Buena ubicación y relativamente rápido. Si quieres hacer un pedido para llevar, tienen sillones bastante cómodos para que esperes el pedido que te va a dejar directamente la mesera.

Lo Malo:

Es algo personal, pero la palta, insisto, me queda la duda de su “originalidad”.
Igualmente, me llama la atención que todavía existan locales sin wifi.

A mejorar:

Entiendo la necesidad de querer vender y satisfacer a los clientes, pero el local es bastante estrecho, por lo cual perfectamente se puede escuchar lo que está conversando la gente de tu lado.

Ubicación: